Andrea Doimeadiós

Andrea Doimeadiós: entre el cine, el teatro y su padre

Andrea Doimeadiós nos recibió un mediodía en su casa, con una candidez genuina, dispuesta a conversar sobre su incursión en el cine y también un poco sobre su corta, pero intensa carrera artística.

Nos invitó a pasar a su habitación y charlar sentadas en su cama, como si de una amiga se tratara. Comenzamos por El Techo, la película de Patricia Ramos en donde desempeña su primer papel principal en un filme, y luego recorrimos su historia hasta llegar a la inevitable pregunta de la impronta familiar que lleva su apellido.

Andrea Doimeadiós
Andrea Diomeadiós lamenta no tener muchas personas de su edad para hablar de literatura./ Foto: Robin Pedraja

El cine

“Tuve una participación muy pequeña en Regreso a Ítaca, eso fue lo primero que hice en el cine. Después en Por qué lloran mis amigas, una película de Magda González que no ha salido todavía, y después llega El Techo que es mi primer protagónico en el cine”.

Llegó al personaje de Anita a través de un casting, y confiesa que el proceso de rodaje resultó ser muy cómodo por la confianza que la directora de la película puso en los jóvenes actores.

“Nos quedamos con un recuerdo muy bonito. El equipo era muy pequeño, se rodó en muy poco tiempo. Bajo el sol en una azotea todo el rato, pero aun así nos sentimos muy bien haciéndolo. El diálogo fue muy bueno con Patricia, y cuando tienes un buen diálogo con el equipo hace que todo fluya muy bien. Nosotros sentimos que las escenas fluían con mucha naturalidad”, dice Andrea Doimeadiós.

El teatro    

Andrea ha incursionado en los principales géneros de la actuación en Cuba, aunque confiesa que el teatro es medular para la carrera de cualquier artista escénico.

Luego de graduarse de la Escuela Nacional de Arte (ENA) gracias a la dirección magistral de Carlos Díaz y el grupo de teatro El Público, la muchacha forma parte de la compañía.

Andrea Doimeadiós
Andrea Doimeadiós prefiere hacer teatro./ Foto: Robin Pedraja

“Para mí es como una academia, como una segunda escuela. Me gusta mucho el teatro, es lo que más me gusta”, asegura.

Pero su pasión por el teatro va más allá de actuar, Andrea escribió y protagonizó su primera obra de teatro La cita, dirigida por su padre.

“La escribí por una necesidad muy fuerte de hacer humor, que tenía desde que me gradué de la ENA. Quería hacer ese tipo de humor de referencias”, confiesa Andrea Doimeadiós.

Lo que ella nunca imaginó fue que estarían tres meses en el programa del Bertolt Brecht; que harían una gira, ni que ganarían el Premio Aquelarre a Mejor Guion este 2017.

“Yo estaba aquí en mi cuarto y por la noche me desvelaba y escribía. De momento le comentaba a algunos amigos escritores sobre lo que estaba haciendo, pero sin ningún afán de montar la obra ni nada”. Leer más.

Comentarios

comentarios

Tags:
0 shares