López-Nussa

López-Nussa, un concierto de familia

Es un privilegio verlos tocar juntos. No pasa mucho por sus compromisos personales de trabajo. Pero cuando se juntan una magia inexplicable sucede en el escenario.

familia lopez-nussa
La familia López-Nussa / Foto: Gabriel Guerra Bianchini

A lleno total la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, fue testigo de una maestría a piano y batería con Ernán, Ruy, Harold y Ruy Adrián López-Nussa, a las que se unieron los siempre inspiradores Maykel González en la trompeta y Julio César González en el bajo.

Entre ellos confluyen dos generaciones: padre y tío, e hijos y sobrinos. Un diálogo que regala un balance entre madurez y explosividad que el público agradeció. Una noche de disfrute pleno de la técnica y la fluidez de la música desde patrones e influencias diferentes.

familia lopez-nussa
Ernán y Harold López-Nussa / Foto: Gabriel Guerra Bianchini

Asegura Harold que su tío Ernán y su papá Ruy son sus referentes, pero “nos dan un espacio muy amplio para crear, y siempre están dispuestos a escuchar lo que tenemos que decir, incluso a cambiar preceptos que ellos tienen ya con la música”.

Fue una noche donde se tocaron las principales piezas del repertorio de cada uno. Hubo derroche de virtuosismo y lirismo en cada nota. Se lucieron cada cual en su estilo.

familia lopez-nussa
Ruy y Ruy Adrián López-Nussa / Foto: Gabriel Guerra Bianchini

Especiales los momentos de un tema a cuatro manos en piano de Ernán y Harold, un divertimento en solitario de Ruy Adrián al que se unió la maestría de su papá Ruy. Y, por supuesto, la trompeta precisa y virtuosa de Maykel y el bajo de Julio César.

Lástima que haya sido un solo concierto, un solo programa. Muchos nos quedamos con ganas de ver más de esta dinastía musical cubana que marca pautas. Bravo, López-Nussa.

Comentarios

comentarios

Tags:
0 shares
Licenciada en Periodismo. Periodista y editora de VISTAR. Reportera del sistema informativo. Presentadora de la revista Buenos Días.