Yotuel: de la lucha a la fama

Categorías: En portada

por: Lauren Arcís / fotos: Cortesía del entrevistado


article_photo

 

    Recuerdo haberlo visto en mi televisor Caribe, invadiendo La Habana a pasos agigantados, de vuelta a la cuna. Recuerdo que se sacudía el rostro intentando apartar los dreadlocks, camiseta ancha y pantalón ajado. Todo un negro de barrio. 

    Los 2000, cuando con un kilo podías tener tabaco y ron, y seducir a las reinas de la calle.  Cuando solo una pregunta sacudía los balcones del centro de la ciudad: ¿qué es lo que pasa en mi barrio?… la respuesta, siempre la misma.

    Años después, en el elevador del edificio donde pactamos la entrevista, me vuelven una y otra vez los dreadlocks, la camiseta, el pantalón… y la pregunta. Pero solo esta última quedó intacta. Hoy regresa Yotuel, a pasos agigantados, con la misma interrogante: ¿Qué es lo que pasa en mi barrio?

    A las 9:30 de la noche en el balcón del piso seis, el exintegrante de la sonadísima agrupación Orishas, me cuenta su historia, su retorno, su incertidumbre ante la respuesta… Un camino: de la fama a la lucha.

   “Siempre dije que había nacido para comerme el mundo, pero creo que ni siquiera he terminado con el entrante. Recuerdo que mi entrenador de basket decía antes de salir a la cancha: vamos a comernos el mundo…y así era, salíamos a luchar.


article_photo


    “Cuba es un país que te condiciona a buscarte la vida… y desde muy temprano esa frase me marcó mucho. Ya te digo, no sé todavía si estoy en el plato fuerte, en el postre, en la sobremesa…, pero tengo claro que aún no estoy satisfecho, así que pediré ración doble, para volver desde el entrante, porque al final eso es lo que vivo ahora, un recomienzo, pero con otros comensales en la mesa.

   “Cuando inicié la carrera en solitario tomé como máxima una historia de Hernán Cortés, el conquistador, cuando llegó a las tierras de América. Ni siquiera recuerdo quién me la contó pero fue una enseñanza para toda la vida. Te cuento: llega Hernán Cortés y le dice a los soldados: ¿Ustedes están dispuestos a seguir conmigo? Y todo el mundo dijo que sí. ¡Ahhh, sí! pues automáticamente quemó los barcos… O sea, sí o sí. Ya no había vuelta atrás…

   “Eso fue lo primero que hice cuando inicié esta aventura: quemar mis naves de regreso. El pasado está bien, está ahí, es imborrable y además el mío ha sido satisfactorio, pero si te agarras a eso, subir la cuesta será mucho más complicado. Es necesario no tener nada a lo cual aferrarte, es apostar por el sí o sí.


article_photo


   “Dejé guardada la magia de lo que fue Orishas en mi vida, y emprendí vuelo. Hay un montón de dudas, no te niego que es difícil y más cuando lo has tenido todo en una etapa de tu carrera”.

    Hablar de a socio…, con Yotuel no puede ser de otra manera. París, España, Argentina… medio mundo no ha podido cambiar un lenguaje y actitud cubanísimos, lleno de dicharachos, muletillas, que han perdurado en el habla callejero como una especie de identidad o reconocimiento del cubano. Ahí se enciende la lírica de mi entrevistado: en el grafitti que convierte en arte una vieja pared, en el olvidado aro de basket que cuelga del poste, del contén manchado de cal, de la suela rajada entre primera y segunda, del pañuelo en el bolsillo y el cinto bien apretado, como los hombres… De ahí viene Yotuel, y ahora vuelve.

   “Mi rap ha evolucionado, tengo otras facetas de mi vida a las cuales me apetece cantarle. El disco que preparo ahora es un canto a la mujer, como mi musa. Más allá de esa marginalidad a la que está sometida en muchos espacios del movimiento urbano, trato a la mujer como una lady, una diosa… y en cada canción le dedico los mejores elogios, ya sean temas tristes, de traición, alegres…. Siempre las trato como ninfas.

    “Suerte se llama este disco y viene muy optimista. Me gusta describir los estados de ánimo y en las canciones de este álbum me muestro positivo, feminista…

    “Sí, sí, sí… soy un feminista declarado, porque defender a la mujer me apasiona. Así me hayan roto el corazón, intento decirlo con las palabras más lindas. La imagen de la mujer está muy endurecida en los exponentes de música urbana. Quiero traerle a mi público un disco que hable bello de las mujeres”.

    Creer que hay ángeles que te dan la mano en el camino resulta una creencia de muchos, pero los de Yotuel, tienen nombre y apellido, y son reales.

   “Ahora mismo Ricky Martin, Chayanne, Diego Torres, Sony Music… me han dado la mano para salir adelante como solista y por supuesto mi esposa Beatriz, la pólvora que necesito para revivir.

   “Al lado de estos artistas mi nombre ha comenzado a coger mucha más fuerza. Estoy muy gradecido de poder sumarme a sus proyectos. En algunos he comenzado como compositor y he terminado colaborando con ellos. En el disco de Ricky, por ejemplo, escribí ocho de las diez canciones del álbum. La ayuda hoy viene de los propios artistas, de esa camaradería que no se encuentra mucho, y estoy feliz y agradecido por ello.


article_photo


   “Este año me vienen muchas cosas importantes: la película, el single con Ricky que estaremos de gira mundial y que ya es número 1 en 20 países y yo canto con él; tengo un tema con el Chacal que empieza ahora a sonar en la radio en Latinoamérica y que creo funcionará bastante bien...

  “Ganar o perder. Desatar o retener. Saltar de una vez o mantenerse a salvo. Escalar sin equipo de seguridad o quedarte añorando la cima. No hay otro modo… ya los frijoles mágicos están sembrados, ahora hay que enfrentar al gigante.

  “Pondría todo en riesgo, pero hay una cosa clara: el camino a la victoria se puede conseguir sin pisar cabezas, y más cuando mi motor impulsor y talismán es algo tan sano y puro como mi hijo.

  “Aún estaba en Orishas cuando nació. En aquel entonces nunca vio a su padre tener que salir a luchar su futuro y ahora me ve en busca de un sueño… Ese es el ejemplo que quiero ser para él. Enseñarle que los sueños hay que buscarlos, no importa cuán difíciles sean, lo que no puede pasar es que te quedes con la incertidumbre.

   “Me emociona mucho escuchar hoy a mi hijo cuando dice: ¡Papá, lo estás consiguiendo, estoy muy orgulloso de ti! En la vida ese es el legado que uno deja, mi familia es mi motor. Lo que pase de ahí en fuera es cuestionable, me importa poco lo que digan”.

   Yotuel no es de los que cree en la suerte porque sí. Sabe necesarios esos empujoncitos que hay que darle al destino, a su hora y en su momento. Y cuando las cosas comienzan a salir bien puedes disfrutar esa sonrisa que involuntariamente se revela en el rostro, como la confirmación de lo conseguido, de la lucha ganada. Yotuel presentará su disco en Cuba, a finales de mayo filmará un video clip junto a Descemer Bueno… Pero ya se siente satisfecho, lo sé, porque al terminar la entrevista pude ver esa sonrisa de orgullo… ¡Qué placer!


article_photo


  “No quería llegar a Cuba sin estar listo… respeto mucho mi obra, mi gente, mi país, la música… y no podía llegar con cualquier cosa.

  “Hoy encuentro por la calle chamacos de mi edad, o más jóvenes y me dicen: ¡Oye, me encanta lo que estás haciendo, es algo diferente, nuevo, con tremendo swing! El artista siempre tiene inquietud ante la reacción del público. Y el día que eso no se sienta, entonces nada valdrá la pena.

  “¿Qué quiero?: que la gente disfrute mis canciones, que los del barrio estén contentos, mi mamá… y ya lo están. Eso ahora mismo me hace feliz, lo demás es regala’o.

   “Mi padre siempre me dijo: Hijo, pon la vara de la felicidad en un lugar donde puedas alcanzarla, para que siempre seas feliz. Te lo digo yo: lo demás es regala’o”.

2
Comparte este artículo en: