Víctor Víctor Mesa quiere brillar con luz propia (Entrevista)

Categorías: Invitados

por: Lorena Ferriol / fotos: Robin Pedraja

Batear de cuatro, cuatro y jugar en Grandes Ligas es lo que sueña despierto Víctor Víctor Mesa, uno de los jóvenes talentos del béisbol cubano.


article_photo


Sorprende escucharlo y saber que solo tiene 21 años. Ha jugado con los equipos de Matanzas, Industriales, Cuba, y sus metas dejan boquiabiertos. ¡El muchacho está bien centrado!


“Nunca pensé en otra cosa que en ser pelotero”. Por eso, aunque no le gusta madrugar, cada día se levanta temprano y va al terreno. Quiere brillar por su talento y no solo por ser un Mesa.


article_photo


“Víctor Mesa ha sido mi entrenador desde niño, y qué mejor ejemplo a seguir. A la vez es difícil porque la gente te ve por tu papá y no por lo que puedes hacer. Hay muchos ojos sobre mí. Pero creo que siempre se sale adelante cuando hay disciplina, deseos de jugar y de ser grande en este deporte”.


“No quiero que la gente diga mañana: ese es el hijo de Víctor Mesa; sino que digan: ese es Víctor Víctor Mesa. Y es en eso en lo que estoy trabajando”.

 

De tal palo tal astilla…solo en el deporte


El refrán de tal palo tal astilla solo aplica para Víctor Víctor en cuestiones profesionales. Asegura ser diferente a su papá, menos extrovertido y un poco más tímido, sin tanto temperamento.


“Soy una persona más tranquila. El que es un poco parecido a mi papá es mi hermano pequeño. Yo soy más como mi mamá: bastante tranquilo, sencillo”.


“Me gustan las fiestas, pero no ir a muchos lugares públicos. Creo que antes era una persona muy poco sociable, aunque he mejorado eso. Soy de los que si no hablan conmigo no hablo, porque soy un poco tímido. No nos parecemos en ese aspecto”.

 

article_photo


 Reguetonero por una noche

 

A Víctor Víctor le encanta el reguetón. Si es cubano y lo cantan Yomil y El Dany, mejor.


“El otro día me subí en un concierto de Yomil y El Dany, y empecé a cantar. Nunca lo había hecho, pero son buenos amigos. Incluso, ellos han jugado béisbol con nosotros en la Ciudad Deportiva y la hemos pasado muy bien”.


“Hace tiempo yo se los había dicho en jarana, y se lo tomaron en serio. Ese día tenía ganas de hacer algo con ellos, y fue muy bonito porque yo no soy cantante”.


“A mí siempre me ha gustado la música y fue como si por un momento yo fuera cantante. Pero después que me bajé de ahí, ¡ya! Yo sigo con la pelota, la música no es lo mío”, dijo entre risas. Leer más.

0
Comparte este artículo en: