Summer is here, Jon Snow

Categorías: Audiovisual

por: Karla Padrón / fotos: Internet

Empieza en conteo regresivo esperando el 16 de julio para ver el capítulo 1 de la séptima la temporada de Game of Thrones (GOT). Todos los saben ya: Winter is here, y aunque en Cuba el calor nos asfixie, Jon Snow se prepara para el crudo invierno y nosotros para cazar al del paquete. 

 

article_photo


Tras el giro final de la sexta temporada y la larga espera, ya pronto tendremos en nuestras casas la nueva temporada de GOT, una serie que ha causado estragos en los nervios de su público incapaz de identificarse con un solo personaje y que, en índices de audiencia, ha superado a Los Soprano como la más vista de la cadena HBO.

 

A diferencia de las temporadas anteriores, esta resume todo en 7 capítulos y no en 10. Hace un tiempo uno de los showrunners de la serie, D.B. Weiss adelantó que gran parte de la séptima se enfocaría en Cersei, y David Benioff aclaró que el protagónico lo tendrían las mujeres GOT en general.

 

article_photo


Este es el momento de renovar esas amistades con “cable”, de aprovechar los domingos con amigos. Bendito GOT que, aunque llega a nosotros con días de atraso, une a las multitudes en Cuba, que calma los nervios y llena los parques wifi de gente comentando en sus redes lo más fuerte del último capítulo con los clásico OMG y WTF.

 

Con más de 40 premios desde su lanzamiento en el 2011, la progresión de la serie en popularidad ha ido en ascenso, empezando con alrededor de 2,2 millones de espectadores en su primera temporada y alcanzando más de 8 millones con la sexta.

 

article_photo


La séptima comienza con "Dragonstone" y refresca los ojos una vez más con un Jon Snow, quien trata de fortalecer el norte y devolvérselo a los Stark, y con una Daeneyris de regreso definitivo a casa.

 

¿Qué va a pasar? ¿Quién se quedará con el trono de hierro? ¿Cómo vencerán a los caminantes blancos? A quienes ya han tenido el valor de leer Canción de hielo y fuego, por favor, nada de spoilers, queremos ver y oír, no enterarnos por la calle o en Coppelia. 




0
Comparte este artículo en: