Segunda noche de conciertos: ¡el HWM no se detiene!

Categorías: Conciertos

por: Susana Hernández / fotos: Adrián Kazán

Los lazos invisibles de la música y las vibraciones positivas de artistas de todo el mundo, convirtieron la segunda noche del Festival Havana World Music en una experiencia electrizante, en la que, por encima del inglés, el francés y hasta el creole, se habló el idioma universal del arte.

 

El público que asistió al Parque Metropolitano de La Habana, sede principal de las presentaciones junto a la Fábrica de Arte Cubano, acogió con entusiasmo cada una de las bandas en programa, a pesar de que varias de ellas subieron ayer por primera vez a un escenario cubano.

 


article_photo


Entre los conciertos más esperados estuvo el de la agrupación francesa Lindigo, que estremeció el Estrella Damm con la sonoridad de sus peculiares instrumentos y el despliegue que hicieron de los ritmos de su tierra, La Isla de Reunión.

 

article_photo


El reencuentro con La Habana de Nomadic Massive fue uno de los momentos estelares de la noche. La banda de hip hop, procedente de Canadá pero que se gestó en Cuba, invitó al escenario a Magia López, del dúo Obsesión e impresionó al público, que al final coreó para que no terminara la presentación.

 

Combinando una voz potente con el espectáculo de su carismática personalidad, la cubana Dayme Arocena, interpretó varios de sus temas más conocidos y dejó para el cierre el que popularizara mediante el video clip: “Don’t unplug my body”, como una invitación final a no desconectar nunca el cuerpo del placer.

 

article_photo


Desde Colombia llegó la agrupación Systema Solar que estremeció al Parque Metropolitano con un performance que solo puede describirse como explosivo, en el que mezcló el juego con las voces, la música electrónica, la proyección de videos y la interacción constante con un público que se ganaron desde la primera canción.

 

El programa de la noche incluyó además la presentación del proyecto La Trovuntivitis de Santa Clara, con el que se sumó la trova por primera vez al HWM, al artista haitiano-canadiense Wesli y al cubano David Torrens, quien aseguró sentirse feliz de participar en el Festival y de que el equipo organizador continuara realizándolo.

 

article_photo


Según este propio equipo, en sus cuatro años de vida el espacio ha transitado desde una ilusión en el 2014, hasta una moda en el 2015 y una tendencia en 2016, para establecerse finalmente en 2017 como una cultura en la que la música alternativa de todo el mundo ocupa siempre el lugar más importante.  

0
Comparte este artículo en: