Nicolás Guillén: risa siempre, nunca llanto

Categorías: Especiales

por: Dairon Bermúdez / fotos: Internet

En un país de tantos ilustres en el terreno de la literatura, su reconocimiento como “Poeta Nacional” genera aún hoy controversias acerca del merecimiento o no de ese título. Pero, lo que nadie duda, es que el nombre de Nicolás Guillén prestigia nuestras letras y de ello habla que fue el primer Premio Nacional de Literatura, en 1983.


article_photo



Mucho cuenta su historia: fundó la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) donde permaneció 25 años en la presidencia y el lugar que sembró de palomas en sus últimos días.


Sin embargo, poco se cuenta de su espíritu bohemio, de sus frecuentes visitas a la Bodeguita del Medio, de su preferencia por el «mojito» o su amistad con Pablo Neruda. Tampoco se dice mucho que fue propuesto para el Premio Nobel de Literatura.


article_photo


Introdujo la musicalidad en la poesía cubana. Le perteneció "El son entero" y escribió otros poemas, hechos canciones como la del bongó o "La muralla",  popularizado por la española Ana Belén. El cantautor Pablo Milanés también puso voz a los versos de "De qué callada manera".


article_photo



En sus 87 años de vida ganó la fama y la trascendencia porque sus  páginas recorrieron el mundo. Aún lo hacen en varios idiomas y no hay mayor prueba del genio e inmortalidad de un hombre.


Descarga la última edición de VISTAR aquí:

article_photo



0
Comparte este artículo en: