Los seres extraordinarios que Jasmine Thomas-Girvan trajo a Cuba

Categorías: Arte

por: Lucía Oliveira / fotos: Abel Carmenate

Jasmine Thomas-Girvan llegó a La Habana por primera vez en 1979, cuando esta ciudad se convertía en el epicentro de la cultura caribeña. Era el Festival Carifesta y la artista jamaicana conectaba con Cuba y su cultura para siempre.


Desde entonces su relación con la Isla habitaría no solo su arte, sino su día a día: su esposo, el académico caribeño Norman Girvan, quien falleciera en 2014 en nuestro país, también sería un responsable de ese link.


article_photo


Pero ahora la artista y orfebre regresa a nuestro país, esta vez con una particularidad: exponer su obra por vez primera en la Casa de las Américas y en la ciudad que tanto ama.



article_photo


La exposición inaugurada este lunes en la Casa, titulada Soñar con las manos, desde el corazón del Caribe, reúne trece piezas que trastocan el universo creativo de Jasmine: la poética de la naturaleza como lenguaje, la memoria colectiva, el folklore, la cultura indígena y afro.



article_photo


Esta artista, a través de figuras-metáforas, seres híbridos y extraordinarios que habitan su imaginario, llegó para narrar visualmente no solo un país, sino también un área geográfica: el Caribe.


article_photo


Así en esta muestra podemos encontrar guiños a Bob Marley, esa figura icónica del movimiento rastafari y del reggae mundial, a Olive Senior y a la poeta cubana Nancy Morejón, pues el diálogo de la artista con la poesía caribeña resulta inevitable.  

0
Comparte este artículo en: