Los hijos del director; anarquía en movimiento…

Categorías: Danza

por: Lourdes García

Usualmente, una mente brillante se esconde detrás de un nombre genial y polémico. En este caso, George Céspedes, líder de la compañía danzaria Los hijos del director, prueba la arriesgada teoría.

Se define anárquico en esencia y, como tal, la premier mundial de este elenco a mediados de noviembre, estará permeada de ese sentido polisémico y contradictorio que le confiere al arte, esta vez defendido a su antojo y bajo sus propios argumentos.

Bailarín de Danza Contemporánea de Cuba y Premio en la Tercera Edición del Concurso Iberoamericano de Coreografía, Céspedes emprende ahora la búsqueda de sus conceptos para “generarse la esclavitud de la libertad y poder crear lo que él quiera”. 


article_photo


Además nos contó que “en los años 90 jugaba con unos amigos a ver quién inventaba el nombre más volao para una banda de rock; así surgió el de la compañía, que no tuvo la oportunidad de usar antes”.

Hombre-Archaea Ápeiron será la coreografía de estreno del elenco joven; una propuesta que versará sobre el hombre y su paso por el mundo.

“Generalmente trato de reflejar el mundo interno del hombre y, de alguna forma, también el mío. La archaea es como el inicio de todo y el ápeiron, fuente de energía inagotable, lo indefinido. Con estos conceptos manejaré al hombre dentro de sus inicios, con su forma de ser inexplicable y una vez más, cuestionando quién existió primero. Estoy inspirado en la lógica del cuerpo, en la fisicalidad  y anatomía del movimiento. Las técnicas que uso son redescubiertas y pueden llamarse no convencionales, pero para mí lo son. No puedo decir que exista una línea, porque existen muchas que se convierten en ninguna y todo viene de ahí, de donde no hay nada”.

Si eres fiel amante de la danza contemporánea más audaz y renovadora que comienza a moverse en Cuba, VISTAR, con carácter exclusivo, te invita a la premier.


article_photo



article_photo


0
Comparte este artículo en: