El aldeano

Categorías: Cubanos en el exterior

por: Yeneily García / fotos: Robin Pedraja

Todos en el mundo del hip hop lo conocen. No necesita más apellido que el que le han dado quienes siguen su música y él mismo sostiene: Al2 El Aldeano es el nombre de batalla de Aldo Rodríguez Baquero, considerado por muchos como uno de los fundadores cubanos del rap consciente y de los principales defensores de la canción anti-estatus.

Tras años de carrera musical por lo bajo, de temas pasados de memoria en memoria, y solo una o dos presentaciones oficiales en público, Aldo decidió dar un giro de 360 grados y empezar de nuevo. El vacío en la escena underground se hizo sentir y comenzaron los rumores de que Los Aldeanos pronto serían historia o leyenda, dependiendo de quién los recordara.

VISTAR lo encontró de manera casi casual y por supuesto grabando. En un estudio improvisado en la barriada de Marianao, con niños jugando en la calle y vecinas tendiendo ropa en las azoteas, transcurrió nuestra breve entrevista. No pudimos escoger mejor escenario para hablar con el hombre que escribe y canta sobre la vida en Cuba.

“Hace dos semanas que estoy en La Habana y me voy mañana −nos advirtió−. Estoy aquí para grabar un tema con Bárbaro El Urbano. Un tema sobre el arte, para quién lo hacemos, con qué objetivo. Estoy viviendo en Estados Unidos con mi esposa. Estoy grabando mis discos y haciendo algunas presentaciones. No es verdad que esté distanciado de El B (Bian Rodríguez). Ahora acabamos de grabar un disco juntos y está esperando a que yo llegue para masterizar. Traje el disco para mezclarlo aquí y estamos esperando a ver qué hacemos”.

Cuando le preguntamos qué número sería esta nueva producción en su larguísima lista de álbumes, aseguró haber perdido la cuenta, pero sí nos adelantó que aunque sin nombre todavía, hasta el momento tiene catorce números, “que siguen el trabajo de nosotros Los Aldeanos, inmersos en el tiempo, en el momento, consecuentes con la historia, con lo que vivimos”.

“Vivir fuera de Cuba no cambia la perspectiva, aquí quizá mucha gente nos conoce por canciones que están repletas de valor o de críticas sociales, pero fuera nos conocen por canciones de amor, por otro tipo de temáticas, creo que la música lo que transmite es amor y los sentimientos están por todo el mundo. No creo que sea un problema para trabajar y seguir manteniendo lo que hacemos”, aseguró.

“Estoy viviendo en Estados Unidos porque es la manera que tengo de mantener a mi hijos.  Es la manera que tengo de ayudar a mi familia. Aquí es donde yo quiero cantar, pero no me dejan”.

 “Adoro a mi país y no es que ahora yo viva eternamente allá en Miami. Lo que pasa es que estoy poniendo en orden mi trabajo. Allá hay internet y no podía pasarme la vida entera grabando y pasándoselo a la gente. Ahora tengo mi música. He podido quitársela a quienes la estaban vendiendo, robando. He podido acumular todo mi trabajo, que es bastante. En algún momento quisiera hacer algo por aquí”, nos confesó.

Mientras se ha mantenido activo, trabajando aquí y allá, rapeando con artistas como el venezolano NK Profeta. Dio un recorrido por Perú y colaboró allí con Rapper School.

“Las palabras no faltan”, dijo mientras se balanceaba como si internamente estuviera escuchando un background, pensando en el próximo verso.

“Yo escribo todos los días, tengo que hacerlo sino se me acumula lo que quiero decir, es una costumbre. Ya no puedo pensar sino es en rima”.


article_photo


0
Comparte este artículo en: