Diseño cubano con voz propia

Categorías: Diseño

por: Daniel G. Alfonso / fotos: Fotos Vistar, Damián Díaz

article_photo


   La primera Bienal de Diseño llegó a su fin. ¿Cuánto aprendimos al realizar un evento de este tipo? Podemos ver a una Cuba que diseña su presente y su futuro. ¡El pasado ha quedado atrás!


Fue una semana intensa, el público pudo acercarse a las producciones más recientes de nuestros diseñadores a través de exposiciones sobre carteles, diseño industrial, editorial, de vestuario, proyectos de arquitectura, entre otros.


No todo dejó buen sabor de boca. En mi opinión, se exhibieron demasiados proyectos que no se han realizado. Siempre es bueno que el receptor aprecie el resultado final, que vea el objeto en el espacio. Sé que es difícil y costoso ejecutar un boceto o idea, pero en un evento como la Bienal se deben unir fuerzas y lograr que todo sea tangible.


article_photo


Debo hacer un paréntesis para mencionar exhibiciones que cumplieron con mis expectativas: Clara Porset… el eterno retorno, los carteles expuestos en la Fábrica de Arte Cubano; la gráfica visual realizada para la Empresa Bravo S.A (Arturo Folgueira, Julio C. Lamadrid y Emilio Cabrales) y el 8vo Coloquio Latinoamericano de Patrimonio Industrial (Néstor Blanco); la muestra colectiva de Galería Collage Habana; la colección Confluencias de Rosana Vargas; la colección Vibra de Raiko Valladares y José A. Villa y las propuestas del grupo Proporciones.


En la jornada del 20 de mayo, VISTAR se acercó a dos conferencias sobre diseño gráfico que se efectuaron en la Fábrica de Arte Cubano; una a cargo de los creadores Michele Millares, Giselle Monzón, Nelson Ponce, Raúl Valdés (Raupa) y Edel Rodríguez (Mola) que hablaron De la cartelística joven a la madura. La otra estuvo a cargo de Carlos Zamora bajo el título de Del dicho al hecho…


Cada uno de ellos contó sus experiencias dentro del diseño gráfico, compartieron sus conocimientos con estudiantes del Instituto Superior de Diseño Industrial (ISDI) e hicieron reír a todos los presentes. Carlos Zamora, por su parte, explicó su trabajo desde su graduación del ISDI hasta sus últimos trabajos en los Estados Unidos.


article_photo


Como espectador puedo decir que estoy satisfecho. Se generaron ideas, se reflexionó en torno al estado actual del diseño cubano, se debatió sobre la dualidad entre arte y diseño.


La Bienal ha sido un puente para que todos entremos en contacto con nuestros diseñadores y sus obras; un puente que espero se siga construyendo para que el evento se coloque en el top de las Bienales de Diseño que se realizan en el mundo entero.

0
Comparte este artículo en: