Cristina Figueroa: El trabajo de un curador en Cuba es retador y estresante

Categorías: Arte

por: Lorena Ferriol / fotos: Internet , Fotos Vistar

Aunque prefiere el New Media Art, Cristina Figueroa es una apasionada del diseño y el arte contemporáneo. Por eso, podemos encontrar su nombre tras exposiciones que la definen como una curadora ecléctica.


De las muchas aristas que ofrece la licenciatura en Historia del Arte, Cristina escogió la curaduría. “Tiene más que ver conmigo. Es más dinámico. Eres como una especie de director de orquesta, porque debes dialogar con diferentes entes, entre ellos, artistas, periodistas, diseñadores…”.


article_photo


El trabajo de un curador va más allá de colocar obras en un espacio. “Es ampliar las posibilidades de una pieza. Le ponemos un poquito más a ese valor que ya tiene. Y esto puede estar determinado por el espacio, la disposición, el público y hasta el momento en que la vas a mostrar”.


Ser curador en Cuba


En Cuba es complicado, a veces, hasta conseguir un clavo. Eso convierte cada ejercicio curatorial, por sencillo que sea, en muy complejo. Aquí los curadores son casi productores, porque hay que pensar conceptual y prácticamente.


Es muy retador, estresante, pero a la vez mantiene muy viva la práctica. No obstante, el trabajo de diálogo y el nivel de acceso a la información es muy gratificante.



article_photo


Proyectos


Acabamos de inaugurar en el Estudio Figueroa-Vives una exposición colectiva, que ha unido a varios proyectos alternativos, para mostrar cómo son los distintos procesos creativos de ellos.


Lo más reciente es una colaboración con VISTAR. Recibí la invitación de curar la exposición de las inspiraciones de la revista. Me parece muy interesante, aunque este es un trabajo que es más limitado para un curador porque ya se trabaja sobre obras que existen.


article_photo


Aquí enfrenté la curaduría de otra forma. La revista saca cada mes una inspiración, pero no nos interesaba hacer una museografía cronológica, sino ubicar las obras de manera que se manifestaran las estéticas, las temáticas en común entre los creadores, y cómo a pesar de los años entre una y otra, aparecen puntos en común en cuanto a contenido.


Estamos hablando de obras inéditas, que recogen a la nueva generación de diseñadores y fotógrafos. Muestran cuáles son sus intereses, hacia dónde van. Hay muchos estilos que podría estar ya al nivel internacional. Y esa es la visión que quiero dar en la exposición.

0
Comparte este artículo en: