Creatividad como palabra de orden

Categorías: Diseño

por: Yeneily García

Si la viera ahora, con poco más de una década de graduada y un palmarés a tener en consideración, quizá no se imaginaría que Michele Miyares Hollands llegó al diseño por casualidad. Pudiera haber estudiado medicina, pero las estrellas se alinearon para que esta joven artista se convirtiera en uno de los nombres a tener en cuenta en la cartelística y el diseño gráfico actual en Cuba. “Fueron muchas las inseguridades, pero ahora sé que fue una decisión correcta”, nos contó.

Aunque poseedora de una estética propia, en la que resalta el discurso de género y una creatividad que marca su trabajo, Michele nos comenta que a su entender no posee un sello reconocible, “al menos todavía no”; sin embargo su manera de presentar la idea y resolverla junto a la imagen ha llamado la atención del público y la crítica, que le ha otorgado varios reconocimientos, entre ellos el prestigioso Coral de Cartel en la edición 28 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

Teniendo en cuenta la rica historia de este género en la Isla, cuando le preguntamos sobre sus influencias, nos respondió que para ella el cartel cubano “es más un grupo de imágenes, colores y formas en general que este o aquel autor.Sumas influencias de aquí y de allá, y en un momento quieres resolver un cartel partiendo de un tratamiento fotográfico como Azcuy pero mezclas colores de Bach, intentas lograr una nota del humor de Rostgald, quieres los textos con la tipografía nueva que bajaste de Internet, pruebas un nuevo efecto de Photoshop para lograr una textura apta para serigrafía, y así sin darte cuenta vas creando. En mi caso particular no creo tener una referencia directa, según la idea que quiero representar voy buscando una manera gráfica que logre visualizarla de la mejor manera y en ese camino se mezclan muchos referentes”.

Pero no solo a la cartelística se circunscribe su obra. Desde el Centro Onelio Jorge Cardoso, “su casa”, diseña las colecciones de libros y es la directora de arte de La Gaceta de Cuba, exquisita revista cultural de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la que ha sido para Michele “un entrenamiento constante”.

Recién terminó la concepción de una nueva colección de guiones por Ediciones ICAIC, de la que acaba de salir el primer tomo: Aventuras de Juan Quin Quin, y se mantiene trabajando en el primero de tres tomos que saldrán a la luz bajo el título de Bitácoras del Cine Cubano.

“Cuando veo un nuevo cartel en la calle −lamentablemente muy esporádicamente por la falta de espacios urbanos para exhibirlos−, un nuevo spot en la tv, una revista, los créditos de una película cubana, un CD de música… y escucho a alguien referirse positivamente al trabajo, me siento orgullosa de corroborar el valor que nuestra profesión puede tener cuando se hace bien, cuando el diseñador es capaz de usar su ingenio y creatividad, no importa con qué recursos o bajo qué circunstancias, ni el cómo, si el resultado final seduce”.

0
Comparte este artículo en: