Continúa Olga Tañón sorprendiendo en Cuba

Categorías: Música

por: Redacción Vistar / fotos: Facebook


 

article_photo


   Aunque la agenda que la boricua Olga Tañón desarrolla en Cuba sigue siendo un misterio, la cantante no deja de sorprender a los fanáticos de la Isla con su presencia en diversos espacios de la capital, como parte de un intercambio cultural que se rumora, sea preámbulo para próximas presentaciones en escenarios nacionales.

   Paso a paso, la llamada Mujer de fuego refleja en su cuenta oficial de Facebook las alegrías del regreso a esta tierra, que en la noche de este viernes vibró con su repentina aparición en el Teatro Nacional.

   Sin dudas, la noticia de esta jornada resulta su asistencia al concierto de Alexander Abreu y Havana D Primera junto al nicaragüense Luis Enrique, una presentación que se ganó  los puntos como noche memorable para la música del continente, al juntar además, a Paulo FG, Carlos Varela y Osaín del Monte, en el lanzamiento oficial del fonograma La Vuelta al Mundo.

    A mitad del espectáculo, Alexander anunció que la cantante se encontraba en la sala y ante las ovaciones del público, esta no pudo más que responder a las muestras de cariño.

   En medio de la emoción y rodeada de una multitud que la aclamaba, Olga Tañon subió a escena y a cappella interpretó un fragmento del popular tema Basta ya, de la autoría de Marco Antonio Solís, para luego bailar con la música de Alexander Abreu.

  “Después de tantos años para mí es un privilegio estar en Cuba realizando un intercambio cultural”, expresó a los miles de seguidores que la recibieron con aplausos.

  Horas más tardes, la versátil artista comentó en las redes sociales: “¡Cuando unes todos los corazones con el más bello sentimiento de la música, retumba el universo!”

  La interprete puertorriqueña, que también llegó hasta la Fábrica de Arte Cubano, posteó además en su cuenta oficial su alto en la Necrópolis de Colón para visitar la tumba de Amelia Goyri, conocida como La Milagrosa, y protagonista de una de las tantas leyendas que viven en el campo santo.


article_photo


  Según la historia, Amelia murió en un parto, del que tampoco sobrevivió su bebé. Ambos fueron sepultados juntos y llegada la fecha de la exhumación, la madre abrazaba a su hijo y los cuerpos permanecían intactos.

  Divulgada la historia, los habaneros la han convertido en una especie de deidad a la que pedir por sus hijos.


0
Comparte este artículo en: