Antony Puig es el gran ganador de la tercera temporada de Sonando en Cuba

Categorías: Audiovisual

por: Claudia Álvarez / fotos: Fotos Vistar

La tercera temporada de Sonando en Cuba llegó a su final y con ello, el triunfo para la región oriental. Paulo FG logró coronarse como el coach ganador cuando se dio a conocer el verdicto del jurado.



article_photo



Antony Puig, de Santiago de Cuba, se llevó el trofeo este año, además, de conquistar el premio al mejor sonero. Y, felicidades para él que, hasta ahora, es el único hombre que ha ganado la competencia de canto más grande la Isla.


Definitivamente, la región oriental se lució este año. Yaliesky Zaldívar, de Holguín, conquistó el Premio de la Popularidad y otro especial de Composición, por sus temas que acompañaron a varios de los concursantes durante todo el programa.



article_photo




La última gala fue de lujo también por las actuaciones de las finalistas de las otras dos zonas. Teresa Yanet, por Occidente, y Yudelskys Pérez, por el Centro, mostraron por qué llegaron hasta ese punto de la competencia.


El jurado integrado por César (Pupy) Pedroso, Anaís Abreu, David Blanco y Arlenys Rodríguez elogió las cualidades interpretativas de los concursantes y en particular la versatilidad y proyección escénica del ganador.



article_photo




Entre los premios para Antony está acompañar a su mentor Paulo FG y su orquesta La Élite en una gira internacional. Además, grabará junto al Septeto Santiaguero, quienes abrieron el show de este domingo.


La última gala contó con las actuaciones de Cándido Fabré y su orquesta. Asimismo, estuvieron varias compañías danzarias entre las que se destacó el ballet del Cabaret Tropicana.



article_photo




Pero, Sonando en Cuba dejó algunos puntos en la cuerda floja. Elementos a repensar para el próximo año. ¿En qué quedaron los comodines? No pasó nada con las tres muchachas a las cuales se les determinó este rol y que, salieron en la gala final como una especie de relleno.


La aparición de esta y otras iniciativas "espontáneas" de los mentores crearon cierta confusión en el concurso. No obstante, Sonando en Cuba llegó para quedarse. Ha respondido a las necesidades del público, los artistas y la propia televisión, carente de un producto como este.


0
Comparte este artículo en: