Ana de Armas seducida por Chanel

Categorías: Especiales

por: Dairon Bermúdez / fotos: Internet

article_photo

    

     La atención mediática en los shows de Chanel resulta una constante y, esta vez, no fue la excepción. Varios fueron los sucesos en su desfile de alta costura primavera-verano 2016, donde la top model británica Cara Delevingne -imagen de la casa durante varias temporadas y favorita de Karl Lagerfeld-, se dejó ver en primera fila con su perrito sobre las piernas. Pero algo llamó más la atención. La presencia de la actriz cubana Ana de Armas entre las celebridades que acudieron a ese gran espectáculo suscitó revuelo.


article_photo


     Junto a Gwyneth Paltrow, Diane Kruger y Monica Belluci apareció Ana ataviada con un vestido en tonos burdeos con estampado geométrico que resaltó la sencillez de su belleza. A ellos incorporó unas botas semitransparentes con puntera cubierta, representativas de la firma francesa. Estas hubieran completado un conjunto al más puro estilo de Chanel con una chaqueta 'tweed' o abrigo sobre los hombros, más la agradable temperatura por estos días en París justifica la ausencia de esa prenda emblemática de la casa de modas francesa.


article_photo


       El estreno de la actriz cubana en este evento social la marca quizás, como la primera de nuestras mujeres en un evento de tal magnitud, que constituye el de mayor convocatoria entre estrellas internacionales del mundo del cine y el entretenimiento. Una presentación para la cual el diseñador Karl Lagerfeld escogió para la exhibición de sus modelos una casa de muñecas de diseño contemporáneo y de madera, de donde salían maniquíes andantes que recorrían un jardín «zen» de reminiscencias japonesas recreado en el Grand Palais de la capital francesa.


article_photo


     Una colección que no busca “llamar la atención en las alfombras rojas”, expresó el diseñador, siempre hábil a la hora de captar la onda del momento, un mes y medio después de la conferencia sobre el clima (COP21) celebrada en París. “La ecología es uno de los temas de nuestra época, pero nunca se había utilizado en el lujo. El gran lujo, es casi lo contrario”, dijo.

 

article_photo


 

article_photo


 

 

 

1
Comparte este artículo en: