24 Festival Internacional de Ballet de La Habana. Tradición y nuevos caminos

Categorías: Danza

por: Ernesto San Juan / fotos: Gabriel Dávalos

“El espíritu de la danza es inseparable de la condición humana”, evoca un pensamiento de Alejo Carpentier, quien en más de una de sus obras reflejó magistralmente la fuerza de este arte. Cada dos años vuelve a La Habana el Festival Internacional de Ballet. Ahora entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre, presidido por su fundadora y artífice principal, la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso.


article_photo


A este encuentro acuden estrellas internacionales de la danza. Se destaca Paloma Herrera, quien se está despidiendo de los escenarios. Regresan a casa, aunque solo sea por unos días, Xiomara Reyes, Yolanda Correa, Yoel y José Manuel  Carreño (exestrellas del Ballet Nacional de Cuba).

La fiesta danzaria se dedica a los 450 años del natalicio del dramaturgo y poeta inglés William Shakespeare. Son seis las obras relacionadas con ello. Al lado de la extensa programación esta cantidad no representa mucho, pero las distingue la elevada calidad coreográfica, especialmente en La pavana del moro que trajo el Ballet de la Ópera de Niza (Francia).

En cuanto a los esperados clásicos, la selección ha sido muy atinada. El público puede admirar todos los estilos del ballet en La magia de la danza, disfrutar del refinado estilo clásico ruso con La bella durmiente del bosque, el gran representante del ballet Romántico: Giselle, y el ballet clásico más gustado de todos los tiempos: El lago de los cisnes.


article_photo


Analizando la amplísima propuesta que tiene este 24 Festival, en sus cuatro salas, queda claro que los diez espectáculos imperdibles son:

 

1.   Diana y Acteón (Pas de deux). Por Viengsay Valdés y Brooklyn Mack (Ballet de Washington).

2.   Festival de las flores en Genzano (Grand Pas) con Gudrun Bojesen y Jonathan Chmelensky (Real Ballet Danés).

3.   In Light and Shadow. Por Liu Miaomiao y Li Lin (Ballet de Hong Kong)

4.   El corsario (Pas de deux). Interpretado por Qiu Yunting y Wu Sicong (Ballet Nacional de China).

5.   Coppélia (Pas de deux). Con Xiomara Reyes (American Ballet Theatre) y el español Carlos López. 

6.   Great Galloping Gottschalk. También por Xiomara Reyes y Carlos López.

7.   Rubíes (Pas de deux del ballet Joyas). Con la gran Paloma Herrera (American Ballet Theatre).

8.   Tchaikovsky (Pas de deux). Con el que Paloma Herrera se despide de los escenarios cubanos.

9.   Percusión para seis hombres. Pieza de Vicente Nebrada estrenada por el Ballet Nacional de Cuba.

10.  El lago de los cisnes. Centralizado por Viengsay Valdés e Ivan Putrov (Ucrania)

 

Cierto, como planteaba Alejo Carpentier, el espíritu de la danza no se puede separar del hombre. Nuevamente el Festival Internacional de Ballet de La Habana demuestra que la danza confronta los nuevos estilos creativos de otros lares, afianza la tradición, deja volar la imaginación y fortalece la colaboración entre los diferentes creadores y artistas.

 

0
Comparte este artículo en: